07 enero 2009

Un lugar en el mundo

Tal vez conozcáis le película "Un lugar en el mundo", de Adolfo Aristaráin. Si no es así, deberíais verla. Trata sobre cómo podemos encontrar nuestro lugar en el mundo en el sitio más insospechado.

Aquí se va a cruzar Mensadomaso en nuestro camino. Ojo, que este vídeo no es para espíritus sensibles. Con ustedes, el Gringo Chikchisiki:



Sí, la música es espeluznante. Pero creo que el Gringo es una persona feliz porque ha encontrado su lugar en el mundo. Lugar que no le cambiaría ni harto de grifa, pero ésa es la gracia: que el de cada uno de nosotros es diferente. Si no habéis tenido suficiente, aquí tenéis su historia:

3 comentarios:

Rapunzell dijo...

Este es un mundo grande... pero no siempre es terrible :)

Cassandra dijo...

Tus dos últimos posts me dan ganas de escribir un post sobre estos temas en mi blog, aunque juré que no volvería a hablar de temas personales en el blog, y menos de los existencialistas y medio depresivos XD

Pero que sepas que no eres ni mucho menos el único que busca su sitio en el mundo. Nadie nace con un manual de instrucciones, y siendo las posibilidades casi infinitas, cualquiera se aclara.

Yo vivo en una especie de carrera autoimpuesta contra el mundo, especialmente contra los de mi generación. No hago más que compararme con los demás y sentir que voy muy atrasada ;)

persefone dijo...

Creía que no había nada peor que el video musical del gringo chiskichiski (el cual conocí "gracias" a Miki Nadal), pero lo hay. Creo que acabo de perder las pocas neuronas que me quedaban.