19 diciembre 2007

El día bueno

Como continuación a mi entrada anterior, llevo toda la semana en casita con la gripe. De baja. Y chungamente; casi sin salir de la cama y doliéndome todo.

Pero hoy ya me noto bastante mejor y mañana espero que sea el día bueno. Ése en el que aún estás demasiado mal para ir a trabajar, pero ya no te duele casi nada y puedes hacer lo que quieras en casita. Es que yo soy de natural optimista.

Claro que tenía previsto que el viernes fuera una especie de bacanal romana, y creo que va a ser un poquito menos. Tampoco hay que abusar. Pero oye, tengo ganas de desquitarme de tanto tiempo jodido.

Y ahora, para acabar, os dejo un ratito con Slade. Porque, como dice ese duendecillo llamado Noddy Holder, It's Chriiiiiiiistmaaaaaaaaaas!!!!

9 comentarios:

Fantine dijo...

Me alegro de que ya estés mejor. Ahora a disfrutar de la Nochebuena y la Navidad en familia, que la semana siguiente organizaremos bacanal en tu casa. Ya puedes ir avisando al os vecinos de lo que se les avecina, jajajaja.

Un beso y a cuidarse, guapetón :)

Persélope dijo...

Me he solidarizado contigo y el finde lo he pasado chunga con gastroenteritis. Hoy por fin he dejado atrás la dieta blanda :)
Como tú, he elegido ponerme chunga antes de las fiestas.
Y ahora... a disfrutar!

Avestruz Empresario dijo...

No conocía yo eso del "día bueno". Cuando estoy enfermo, tengo el "día en que quisiera morir pero voy a trabajar igualmente", el "día en que puedo identificar al menos tres músculos que no me duelen pero voy a trabajar igualmente" y el "día en el que por primera vez empiezo a creer que voy a curarme y, por supuesto, voy a trabajar igualmente".

Juan Luis dijo...

Ese duendecillo quien, por cierto, es la viva imagen de Lobezno (el de la película), es de esas personas que irradian buen rollo. Nada que ver con el resto de integrantes de su banda, bastante más sosos.
Y también yo me alegro de tu recuperación.
Feliz Navidad.

Gorpik dijo...

Hombre, las pintas de Dave Hill, el guitarrista, tampoco están mal.

Casi todas las canciones de Slade fueron compuestas por Noddy Holder (letra) y el bajista Jim Lea (música). Lea sí que llevaba unas pintas muy normales y por eso solía discutir con Hill, que llevaba unos atuendos muy estrambóticos.

Se cuenta que, en una de esas discusiones, Hill justificó sus trajecitos de esta forma: "Jim, tú escribes las canciones y yo las vendo."

Gorpik dijo...

Y, por supuesto, Ave, todos sabemos que los autónomos nunca jamás os ponéis enfermos. Esta es una de las dos grandes ventajas que le encontré a pasarme a las filas de los asalariados. La otra son los laaargos fines de semana.

Avestruz Pringaíllo dijo...

"La otra son los laaargos fines de semana."

Argh. Eso sí que ha dolido.

Rapunzell dijo...

Ave, lo que tenemos que hacer es cogerlo entre los dos y echarlo al pilón. A lo "Marcial Ruiz Escribano, para servirles..." :)

Gorpik dijo...

Sí, sí, odiadme todo lo que queráis. Pero aún recuerdo mi primer fin de semana que empezó un viernes a las dos de la tarde, en lugar de un sábado a las nueve o las diez de la noche, como era habitual hasta entonces.

Eso fue un punto de no retorno.