17 abril 2008

Casado

Pues sí, en los últimos tiempos parecía que estaba casado con mi compañera de curro. Hemos pasado mogollón de horas juntos por culpa del trabajo, pero nos ha debido de parecer poco, porque ayer hasta nos fuimos a jugar al pádel juntos. Sí, lo reconozco, he caído en ese deporte de pijos. Y la verdad es que es bastante divertido. Cuando consiga ganar un partido va a ser la caña, supongo.

En fin, menos mal que nos llevamos muy bien; si no, esto habría sido asqueroso. Así, pues bueno, mucho curro, pero nos reíamos. De todos modos, ya se ha acabado el marrón y hemos vuelto a la vida. Hoy he estado leyendo mis blogs habituales, que llevaba casi un mes sin mirar. Al menos, da gusto ver que la vida sigue por ahí, que la peña sigue con sus historias. Je, cualquiera pensaría que vuelvo de la Antártida leyendo esto. Pero sí que me he sentido un tanto desconectado en los últimos tiempos.

Y también creo que puedo dar la impresión de que me quejo de cuantísimo trabajo y qué agobiado estoy. Pues no es así. Lo cierto es que no trabajo demasiadas horas. A veces vienen épocas malas, pero como a todo el mundo. Tengo un trabajo que me gusta, buenos compañeros y conozco a gente interesante. No tengo muchos motivos para quejarme de mi vida.

3 comentarios:

Fantine dijo...

Joder, que susto! Al ver el título del post pensé que te había dado una ventolera y te habías fugado con R. a Las Vegas a protagonizar un boda elvis :P

Capitan Napalm dijo...

Deberías al menos quejarte de tu cara. Yo lo haría.

Hari Seldon dijo...

¡¡¡ Eres un infieeeeeel !!!

Ya verás cuando se lo cuente a tu chica X-DDD

Por cierto, con el nuevo diseño este blog ha perdido el poco encanto que le quedaba: la patina de cosa antigua ¬¬