04 octubre 2007

Ciática

Antes de empezar a escribir: Fantine, así te ahogues cuando te entre la risa leyendo esto.

El viernes estaba yo tan feliz, yendo a Pamplona con Nu en mi coche. Cuando llegamos me dolían un poco las articulaciones al bajar del coche, pero vaya, eran unas horitas sin moverme y, además, llevaba toda la semana con algunas molestias. No dije nada para que Raquel y ella no se rieran mucho de mí, pero durante el resto del día seguía costándome un poco levantarme de la silla.

El sábado no dormí muy bien, cada vez que me movía en la cama me despertaba y me dolía si intentaba dar la vuelta. Pero al levantarme por la mañana fue peor. Mejor dicho, al intentar levantarme. Imposible por completo. No podía ni moverme. A base de mucho esfuerzo y dolor, de agarrarme a todo lo agarrable, conseguí ir de la cama al cuarto de baño para hacer un pis, que me estaba meando, en algo así como un cuarto de hora. No me tenía ni sentado.

Así que por la tarde Raquel y yo nos fuimos a Urgencias. Naturalmente, no llevaba encima la tarjeta de la Seguridad Social, ni me sabía mi número, así que tuve que llamar a Cassandra para que fuera a mi casa a mirarlo. Desde la otra punta de Madrid. Muchas gracias, bonita.

En fin, resumiré. Cinco horas y media (un poco más) en Urgencias. Mientras esperaba, sentado en una silla de ruedas bien apoyado en los brazos de la silla, porque no aguantaba mi propio peso. Luego, afortunadamente, en una camilla. Por cierto, ya no puedo decir que nunca me han puesto un gotero, aunque ignoro para qué lo hicieron. Tal vez porque temían que pudiera ser un cólico nefrítico, ya que esa era la zona donde me dolía. Pero no, después de unas cuantas pruebas llegaron a la conclusión de que era ciática. Que la tengo desde hace tiempo, aunque nunca me había dado un ataque tan fuerte y por eso no lo sabía. Y que seguirá dándome mal de vez en cuando; unas veces más fuerte, otras menos. Qué bien, una amiga para toda la vida.

Al menos he tenido suerte de que me haya pasado en Pamplona, porque así he podido estar en casa de Raquel. Que me ha tenido muy bien cuidadito, aunque la pobre tenía que ir a trabajar todos los días, pero me dejaba el desayuno junto a la cama cuando se iba y la comida en el frigo para que me la calentara a mediodía, además, de mis medicinas preparaditas. Aunque no leas esto, chati, eres lo mejor del mundo.

Poco a poco he ido mejorando y hoy ya estoy casi bien del todo, así que esta mañanita he cogido el coche y me he vuelto a Madrid. Ahora estoy un poquito molesto por todas las horas que he pasado metido en el coche, pero bastante bien. Esta tarde me toca ir a mi médico de cabecera a que me dé la baja y, con un poco de suerte, también el alta. Que ya tengo ganas de servir para algo. Y en casa se está muy bien, pero no cuando estás enfermo.

Por si tenía alguna duda, es obvio que he caducado.

14 comentarios:

Almuric dijo...

La ciática te puede dar a cualquier edad, churri, a lo mejor estás caducado pero no por eso. Y es jodida pero tiene arreglo: reposo, mimos, antiinflamatorios y WoW desde la cama.
Y no te desesperes, que es muy doloroso pero tú eres maño.
Muchos besicos :***

Athair dijo...

Tú no caducarás nunca macho. Te irás concentrando, pero nada de pasarte.

Rapunzell dijo...

Athair lo ha expresado divinamente. Tú sólo puedes subir de valor, como una guitarra de Elvis.

Imperator dijo...

Y es una amiga de las que de verdad, nunca te abandona. :(

Cassandra dijo...

De nada, chato, para lo que necesites :)

Además, lo de ir a mirarte el número de la tarjeta fue como una cadena de misiones del WoW, me lo pasé muy bien :) ¿Habré ganado experiencia?

Por otro lado, me encantaría meterme con lo viejo que estás, pero lo cierto es que la ciática te puede dar con 20 años. Tú tienes mucho más aguante que yo con mis 10 años menos.

Anónimo dijo...

En una ocasión, un niño que estaba perdiendo sus dientes de leche le preguntó a su padre con los ojos encharcados y la voz entrecortada: "Papá, si se me caen todos los dientes como al abuelo ¿me voy a morir?"

Capitan Napalm dijo...

Pffff... Lo único que me impide descojonarme de manera franca y abierta es aquello tan bonito de "Arrieros we are, and in the road..."

Rapunzell dijo...

Vaya, Capi, yo que estaba esperando a ver qué clase de barbaridad le decías, y me has aguado la diversión :P

Te estarás volviendo blando con eso de la paternidad. Ahora que lo pienso, creo que Melrose Place está de oferta. Puede ser una buen regalo para tu pcóximo cumple...

Gorpik dijo...

Sí, Capi, muy flojo. Todos esperábamos más de ti. Al fin y al cabo, yo me descojonaré de ti en la próxima oportunidad que tenga, digas ahora lo que digas.

Claro que, después de que no quisiste venir a verme tocar en un mitin del PP, ya no sé qué pensar de ti.

Rapunzell dijo...

¿Seguro que no estaba entre el público?

Mira que con ese peinado que nos lleva se camufla la mar de bien en esa clase de actos :P

Imperator dijo...

Uuuuh, Capiiiiii, paqueeeteeeeeeee.

Muy mal, muy mal. Solidaridad pelafustana y eso, ¿no? Estoy muy desilusionado.

Javier dijo...

Aquí no llega, la manga riega.

Joder, ¿Que mierda de mérito tiene azotar un perro herido?

Ya me meteré contigo cuando estés en forma, leproso.

Gorpik dijo...

Mira quién habla, el que no tiene más taras porque no le caben. Hay que joderse.

Anónimo dijo...

Bueh ciática tengo yo desde los 17 años y somos coleguitas y todo. Quitando algún ataque de vez en cuando es como no tener nada, mucho ánimo, estos casos son para aprovecharlos y leer o ver cine o ....piiiiiiiii

huko