17 julio 2007

Las ocho

Recojo el testigo que me pasa Cassandra. La cosa consiste en escribir ocho cosas sobre mí que la mayoría de la gente no sepa y luego pasar el testigo a otras ocho personas.

Respecto a lo primero, entenderé que son cosas que no conozca la mayoría de la gente que creo lee este blog. Respecto a lo segundo, si en las pirámides tradicionales se necesita añadir a sólo dos personas y acaban petando, poner a ocho es casi imposible. A ocho que no estén ya en el asunto, claro. Pero bueno, lo intentaré.

1.- Aunque conservo varios amigos de mis años de colegio, a los que conozco desde que tenía seis añitos, apenas tengo ninguno de la Universidad. Al menos, no de los que estudiaron toda la carrera conmigo. Tan sólo una, a la que veo un par de veces al año (y una de ellas será dentro de un rato, curiosamente). No tengo nada contra ellos, y me gusta verles en nuestra cena anual cuando voy, pero no pasan de conocidos.

2.- Tengo una habilidad innata con los idiomas. Esto significa que, si paso una temporada en otro país, al cabo de pocos días empiezo a entender casi todos los carteles de las calles, los menús de los restaurantes, titulares de periódicos y demás.

3.- A lo largo de mi vida he conocido a bastante gente más o menos famosa. Y me ha gustado ver que, en general, fuera de su trabajo son personas como los demás. Por eso no me gusta NADA el famoseo. Si veo a alguien famoso por la calle, no le hago ni caso. Y si me cuentas que un día viste a alguien famoso, ignoraré tu conversación hasta que cambies de tema, a menos que venga a cuento.

4.- Pese a que ahora trabajo como informático, prácticamente no había tocado un ordenador hasta que estudié mi primera asignatura sobre informática en la Universidad, con 19 años. Me gustó tanto que con 20 me compré mi primer ordenador y creo que no tuve mi primer juego hasta los 22 ó 23. Hasta entonces lo usaba exclusivamente para programar, actividad que me podía llevar horas sin cuento.

5.- Soy una de las personas más ineptas para ligar que os podáis imaginar. Por un lado, cuando me gustaba una chica, no sabía como entrarle en absoluto; alguna ha acabado pensando que la odiaba, o que era gay. Por otro lado, ir a un garito a ligar me aburre mortalmente; tanto que soy incapaz de poner el menor interés, por lo que mis probabilidades de pillar se reducen a cero. Muchos como yo y la Humanidad se extingue en cuatro días.

6.- Aunque me encanta la música y me gusta tocar cualquier instrumento que caiga en mis manos, mis habilidades naturales para ello son muy escasas. Tengo mala voz, mal oído y escasa habilidad manual. Todo lo que ahora sé sobre música lo he conseguido a base de cabezonería y dedicar diez veces más tiempo que una persona normal.

7.- En cambio, aprendí a escribir a máquina en dos semanas, yo solo. Y se me da bastante bien.

8.- Tengo una cierta hipermetropía y durante unos meses usé gafas para leer, cuando tenía unos diez años. Pero no las he vuelto a usar. Mi principal defecto visual, en realidad, consiste en que tengo el ojo izquierdo vago. Pero lo compenso porque con el derecho veo mucho mejor que la mayoría de las personas. A veces la gente piensa que hago trampa cuando leo carteles que están en el quinto pino, pero es verdad que los veo. Pese a ser algo natural y sin ningún mérito personal, es de las pocas cosas de las que a veces no puedo evitar presumir un poco y hacer alguna fantasmada.

Y ahora, ocho personas a las que paso el testigo. Si alguna ya lo tenía, pues bueno, qué le vamos a hacer, pero intentaré no repetir y poner sólo gente que tenga blog:

1. Siringa
2. Hari Seldon
3. Fantine
4. Athair
5. mkxis
6. Nilrem
7. Yaizal
8. Hongos Young

3 comentarios:

Cassandra dijo...

Qué rápido :D

Pues la verdad es que muchas de estas cosas ya las había ido descubriendo de ti. De otras tomo nota, y no te contaré si me encuentro a algún famoso por la calle (aunque no le suelo dar importancia a esas cosas).

Con el punto número 5 me he reído mucho, he estado a punto de poner un punto igual XD Entre tú y yo, la Humanidad se extingue. Que por cierto, otro punto que al final no he querido poner es el de la misantropía... no sea que se malinterpretara.

Fantine dijo...

Siempre había oido que había una relación entre oido musical y para los idiomas, pero contigo y conmigo se comprueba que no, porque yo si que he tenido siempre bastante oido musical, sin embargo soy una negada para los idiomas :)

Siringa dijo...

ya fui nominada por Beor y Lumen Dei, así que si te paseas por mi blog, descubrirás mis ocho secretos inconfesables.

Besos!!!!!